viernes, enero 13, 2006

El asesinato de Lindh

Lindh, política socialdemócrata de 46 años, falleció a las 03.29 GMT de hoy a consecuencia de las heridas que le provocó un desconocido que la apuñaló en la tarde de ayer miércoles mientras la ministra realizaba compras sin escolta en unos grandes almacenes de Estocolmo.
El primer ministro sueco, Goran Persson, compareció muy afectado ante la prensa para lamentar la "monstruosa tragedia" del asesinato de su ministra, a la que se refirió como "la imagen exterior de Suecia".
También el rey Carlos Gustavo se declaró "muy profundamente afectado" por la muerte de Lindh, que era la política más popular de Suecia y se la consideraba la sucesora potencial de Persson.
Desde Bruselas, a donde la jefa de la diplomacia sueca acudía regularmente a las reuniones de Ministros de la UE, el presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, se declaró "profundamente conmocionado" por el asesinato y anunció que todas las banderas del Ejecutivo de la Unión en Bruselas ondearán a media asta en señal de duelo.
Prodi compareció ante la prensa, acompañado de la comisaria de Medio Ambiente, la sueca Margot Wallstrom, para rendir homenaje a la figura de Lindh, muy apreciada en todas las instituciones de la UE desde que ejerciera con gran éxito la presidencia semestral europea durante el primer semestre de 2001.
También el Representante de la Política Exterior de la UE, Javier Solana, se declaró "conmocionado por la trágica desaparición de Anna Lindh. Era una colega brillante, una verdadera europea y una querida amiga", señaló.
Los máximos dirigentes de los países europeos, como el presidente del Gobierno español, José María Aznar, o el presidente francés, Jacques Chirac, manifestaron también su tristeza por el asesinato de Lindh.
Aznar envió un telegrama de pésame al primer ministro sueco por la muerte de su ministra de Exteriores, a quien definió como una de las "más decididas partidarias del ideal europeísta".
El presidente francés comunicó a Persson su "gran tristeza" por la muerte de Lindh, a cuyo "compromiso europeo" rindió tributo el Gobierno galo.
A estas manifestaciones de duelo se unió también el canciller federal alemán, Gerhard Schroeder, que lamentó el asesinato de la ministra sueca y afirmó que es una "grave pérdida para Europa y para la socialdemocracia europea".
Italia, que ejerce este semestre la Presidencia de turno de la UE, señaló a través de su ministro de Exteriores, Franco Frattini, que "se trata de un grave luto para toda Europa", y expresó su deseo de que los responsables del crimen "sean inmediatamente identificados y castigados".
Jack Straw, el jefe de la diplomacia británica, tuvo un emocionado recuerdo para su colega sueca, a la que definió como una persona "maravillosa". Anna era una buena amiga mía", subrayó Straw.
Las muestras de duelo por la muerte de Lindh llegaron al Parlamento alemán cuya cámara baja (Bundestag) guardó un minuto de silencio en su memoria.
Los líderes del Consejo de Europa expresaron también su "conmoción" y "profunda tristeza" por la muerte de la ministra sueca y condenaron el ataque del que fue víctima.
"Este acto insensato de violencia va en contra de todo lo que defiende el Consejo de Europa", declararon el presidente de turno del Comité de ministros de la institución y titular de Exteriores moldavo, Nicolae Dudau, el secretario general del Consejo, Walter Schwimmer, y el líder de la Asamblea Parlamentaria, Peter Scheider.
La OTAN, a través de su secretario general, George Robertson, se sumó a las condenas del asesinato y a las muestras de dolor.
"Nuevamente con la horrible ironía de un 11 de septiembre, el mundo ha perdido a una persona que ha contribuido sustancialmente a un mundo mejor y más seguro", señaló Robertson.
Desde Ginebra, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, dijo que está "consternado y entristecido" por la muerte de Anna Lindh, que calificó de una "trágica pérdida" para el país. "También yo, como las Naciones Unidas, hemos perdida a una amiga próxima", afirmó.
Las muestras de dolor se sucedieron durante toda la jornada desde todas las capitales europeas. La vecina Noruega expresó sus condolencias desde el Gobierno y desde la Casa Real.
Rusia, los principales dirigentes de Austria y los de los países de los Balcanes, Croacia, Macedonia, Serbia y Montenegro, también manifestaron su tristeza por el asesinato.
Desde Washington, el secretario de Estado de EEUU, Colin Powell, expresó su "gran tristeza" por la muerte de Anna Lindh y destacó que fue una mujer "que tenía una energía, una integridad y una compasión especial.

1 Comments:

Anonymous Miguel Lundin said...

Debo aclarar que este post es un recorte de prensa sobre el crimen sucedido en Estocolmo el 2003. Asi se evitaran malinterpretaciones relacionadas con la fecha y año de este suceso.

7:58 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home

h2 class="sidebar-title">Vínculos Creative Commons License
Detta verk är licensierat under en Creative Commons Erkännande 3.0 Unported Licens.