martes, diciembre 05, 2006

Luis Andrade escribe sobre poemario de Javier Claure



Reseña del poemario “Preámbulos y ausencias”
Por Luis Andrade Sanjinés
Escritor boliviano Premio Nacional de literatura 2000

Discurso pronunciado en la Quinta Feria Internacional del Libro, donde se presentó el poemario “Preámbulos y ausencias”.

En este primer poemario titulado “Preámbulos y ausencias”, Javier Claure Covarrubias nos presenta un conjunto de veinticuatro poemas de tono coloquial e intimista. El poemario está escrito en verso libre, cuya temática gira principalmente en torno a lo amoroso, lo social y lo metaliterario. Obra que es producto de un largo recorrido existencial, porque se advierte, en este poemario, un itinerario que va desde poemas de juventud hasta nuevos poemas, donde el poeta se expresa con mayor madurez. Pero siempre signado por una alta sensibilidad humana, una sostenida búsqueda estética y una configuración definida del verso. Estas cualidades hacen que el poemario este cargado de un ritmo sostenido y muy personal.

Javier aparece de pronto de contraluz con un lenguaje de poeta apasionado y con abecedario cosmopolita. Viene de la península escandinava y lanza su zarpazo poético por entre el bullicio y la confusión del mundo contemporáneo. No canjea injusticias por falsos documentos, no vende objetos con etiqueta de doble cara ni ataca, con sus poemas, por los flancos construidos a medias tintas. Hoy hace un alto en el camino para luego adentrarse en el laberinto de la palabra. Así nos muestra su obra, donde escribe sin buscar más destino que dejarse llevar por la tinta. Unas veces es ermitaño, trovador y nocturno. Otras veces es alfarero de la palabra y eterno amante de la poesía. Es feliz en la locura de un puerto libre.

Cuando Javier empezó a escribir, se dio cuenta que amaba la poesía; y si algún poema no le salía bien solía consolarse creyéndose que era bueno. Sus poemas son el fruto de innumerables peripecias, luchas, trabajos y, por su puesto, un esfuerzo personal.
Sin embargo, más tarde recapacitó y decidió publicar sus poemas como prueba de su amor a la poesía, la vida y el mundo que le tocó vivir. Lo que sucederá después ya no importa A partir de hoy, el joven poeta torna la palabra y se aferra a la poesía desgarradora, misteriosa, pero bella. Se desdobla, en palabras de asombro, ante lo maravilloso de la vida. Por eso mismo, rechaza el veneno agridulce del destino y se sumerge en la aventura de vivir y crear.

Necesitamos poesía como las plantas necesitan de agua, como necesitamos del aire que nos rodea y vivifica, porque la vida sin poesía sería muy triste, aburrida, insustancial y fría.
Necesitamos poesía porque es lo mítico, lo telúrico, lo sustancial del universo y parte de nuestro corazón que nosotros mismos amamos. Necesitamos poesía, concretamente, porque amamos a la vida infinita y precisamos expresarlo urgente. No debemos postergar los versos de la poesía, porque el mañana aún no existe.

Por todo ello, te decimos: felicidades y gracias Javier por tu bello poemario. Gracias por tus palabras, tus sueños, tu testimonio y por tus ansias de crear y compartir. Sigue creando con más bríos, el camino es largo y difícil; tenlo por seguro. Pero también ten la certeza que después vendrán más abundantes y sazonados frutos.

Santa Cruz de La Sierra, 27 mayo de 2004, Bolivia

1 Comments:

Blogger Arturo von said...

Por que gano Andrade ese Premio de Literatura?
Cuales fueron sus meritos?
No es animo de criticar... solo ignorancia.
Gracias

6:56 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

h2 class="sidebar-title">Vínculos Creative Commons License
Detta verk är licensierat under en Creative Commons Erkännande 3.0 Unported Licens.