miércoles, enero 21, 2009

Joaquín Aguirre Lavayén presenta "Guano Maldito"




Joaquín Aguirre Lavayén : La escatologia politica en "Guano Maldito"

Por Willy O. Muñoz

Joaquín Aguirre Lavayén escribió "Guano Maldito" inicialmente en forma de novela en 1976. Años más tarde nos ofrece una versión dramatizada, la que fue puesta en escena por el elenco boliviano Casateatro inmediatamente antes de su publicación en 1986. La obra toma la forma de un juicio de responsabilidades que tiene lugar con motivo del centenario de la pérdida del litoral boliviano. O sea que el texto está basado en los hechos históricos que culminan con la guerra del Pacífico, en 1879. El propósito de este estudio es analizar las técnicas del teatro épico propuestas por Brecht que se encuentran en este texto para señalar su propósito didáctico, el que tiene una radical importancia en el contexto boliviano actual. A manera de introducción el dramaturgo mismo señala que Guano maldito revive la tragicomedia de aquellos pueblos subdesarrollados atrapados en la codicia del guano, el excremento de pájaros marinos acumulado por siglos en las costas de Bolivia, Chile y Perú, el que sirvió de abono para fertilizar los campos europeos. Los negocios de las trasnacionales, según Aguirre Lavayén, transforma el excremento de Sud América en el oro que termina en las arcas europeas (15-6).1A pesar de que lo que se va a juzgar en esta pieza es el grado de responsabilidad de los personajes históricos bolivianos, el juicio mismo es efectuado por seres sobrenaturales. El Gran Maestro, vestido de túnica blanca, parece un dios, y su asistente, Gabriel, es un ser alado. Para lograr su propósito, estos personajes serán secundados por un Pelícano que tiene más de cuatrocientos años, y que fue testigo de los hechos históricos. La sorprendente mezcla de lo sobrenatural con lo histórico tiene por objeto urgir al lector/espectador que mantenga una postura crítica con relación al texto discursivo/espectacular. Antes de abrirse el telón, sale un Lector al proscenio y lee el siguiente parlamento del libro Guano maldito: "¡Bolivia! Perdiste tus costas .. . Perdiste tus puertos sobre el Océano Pacífico.¡Bolivia!Patria por cien años
-
Page 2
132 LATIN AMERICAN THEATRE REVIEW enclaustrada. ¿Quién te dejó asfixiada? .. . ¿Fueron ellos? . .. ¿Fuimos nosotros?" (23). Desde un principio el drama establece a su destinatario, el boliviano, quien debe identificar y enjuiciar a los responsables pasados y presentes de la mediterraneidad de Bolivia Al romperse la cuarta pared, la puesta en escena crea una relación dialógica entre lo presentado en el escenario y la realidad del lector/espectador, dialogismo destinado a motivar la meditación y la acción de parte del público. De acuerdo con la economía de este drama, los lectores/espectadores no están exentos de culpa, de manera que Guano maldito deviene el gran espejo en el que se miran los que se acercan a este drama Siguiendo la modalidad de la representación del teatro épico, en Guano maldito se trata de interrumpir el avance de la acción. En esta pieza, ni bien comienza la acción, ésta se detiene paradar lugar a la proyección cinematográfica de una costa marítima, mientras que el conocidísimo vals, "Yo quiero un mar para Bolivia," se escucha en los altoparlantes.El público identifica inmediatamente el mar como el caro objeto perdido, sentido de pérdida que es reforzado por la letra del vals. Dichas estrategias urgen al público a asociar la obra con el contexto en el que la obra es representada. Sin embargo, el vínculo que relaciona la acción que tiene lugar en el escenario con las necesidades del público es desvirtuado por la aparición en escena de seres sobrenaturales. En este caso, la mezcla de lo histórico con lo fantástico está destinada a producir extrañeza en el público. El público que esperaba un riguroso juicio de responsabilidades experimenta los efectos del Verfremdung, el que según Brecht es "una forma de representación a través de la cual lo familiar se convirtiese en sorprendente y lo habitual en asombroso. Aquello con lo que nos hallamos todos los días debía producir un efecto peculiar, y muchas cosas que parecían naturales debían ser reconocidas como artificiales" (citado de de Toro 29).2Vale decir, en esta obra lo histórico y lo fantástico están relacionados sintagmáticamente como si fueran realidades afines con el propósito de desfamiliarizar al lector/espectador y evitar así que se deje hipnotizar por la acostumbrada ilusión de lo representado. De esta manera se fuerza al destinatario del discurso teatral a distanciarse de lo representado para razonar sobre la acción que está presenciando y aplicarlo a su propia realidad. En el teatro aristotélico, los espectadores se identifican con los personajes por medio de la ilusión de que la acción que están presenciando tiene lugar en ese momento, como si estuviera sucediendo por primera vez, mientras que en el teatro épico se recuerda constantemente a los espectadores que no están presenciando eventos que ocurren ante sus ojos, sino hechos que acontecieron en el pasado; que lo que están viendo es el reportaje, la narración de tales hechos pretéritos (Esslin 115). En Guano maldito, el Gran Maestro y Gabriel se valen del viejo Pelícano para llevar a cabo el juicio de responsabilidades, el que

Page 3
SPRING 1993 133 "narrará"lo que ha visto durante los años de la guerra del Pacífico. Para facilitar el relato de los hechos históricos, el Pelícano pide al Gran Maestro que le permita utilizar unos actores desocupados, los que suben de la platea y reciben su vestuario para "revivir" sobre un viejo muelle, utilizado como escenario, el juicio de los cien años (41-2). Esta estrategia hace que los espectadores tomen conciencia de que están en el teatro, puesto que la representación que presencian se encarga de mostrarles el mecanismo teatral y sus elementos constitutivos; recordarles, por ejemplo, que la acción es representada por actores, los que gracias a un vestuario apropiado pueden hacer el papel de personajes históricos. La reflexividad de esta pieza establece un doble sistema de comunicación basado en la diferencia espacial que existe en el acto espectacular: por una parte se da una comunicación interna entre los personajes del drama a la par de otra comunicación externa entre el escenario y la platea. Este doble sistema de comunicación es logrado gracias a la forma de la representación de este drama, la que cae dentro de la modalidad espectacular que María Voda Capusan llama "framed play." El teatro enmarcado se caracteriza por ocupar la totalidad del escenario, pero la continuidad de lo representado es frecuentemente interrumpida por prólogos, epílogos, cantos y otras formas de dirigirse directamente al público. La comunicación explícita con la platea crea una fuerza centrífuga que solidariza la acción que tiene lugar en el escenario con los intereses sociales del público (101-03). Por otra parte, la acción de Guano maldito no es causal ni continua, sino que, debido a su estructura épica, es episódica. Puesto que no se precisa construir una obra que cree suspenso, la acción de esta pieza avanza por medio de fragmentos cortos que no necesitan tener una continuidad lógica, puesto que cada fragmento es independiente y no requiere de otros elementos fuera de sí para completarse o para adquirir un significado. El montaje, o la yuxtaposición episódica de la obra, produce tal flexibilidad que permite a la obra presentar los más diversos lugares, tiempos y personajes con bastante economía. Por ejemplo, el Pelícano narrador para ilustrar un episodio de la historia dice al público: "Veamos qué opina el Ministro de Relaciones de Chile, doctor Antonio Varas, acerca de los títulos bolivianos en el Litoral del Pacífico. Estamos en Santiago de Chile, año 1857." Acto seguido se dirige al escenario donde están los actores desocupados vestidos con sus vestimentas correspondientes inmóviles como estatuas. Entonces el Pelícano los "revive" para que reconstruyan un determinado evento del pasado por medio de su actuación (SO). Mediante la representación episódica los espectadores pueden presenciar en rápida sucesión los negocios de las autoridades bolivianas con empresas europeas, transacciones en las que se da prioridad a las ganancias personales que al bienestar de la nación.

1 Comments:

Blogger Aylín said...

hola, soy cubana, hace un tiempo leí más allá del Horizonte, del mismo autor y juan de la Rosa, de Nataniel, el abuelo, pero este libro no lo he podido encontrar. Me gusta lo que haces, aunque es la primera vez que visito tu blog. Escríbeme a: aylin@rhc.cu

4:44 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home

h2 class="sidebar-title">Vínculos Creative Commons License
Detta verk är licensierat under en Creative Commons Erkännande 3.0 Unported Licens.